Acabados y texturas de superficies

Acabados y texturas de superficies

La superficie del molde utilizado se refleja en el acabado inicial de la superficie del producto de hormigón reforzado con fibra de vidrio (HRFV/HRV).  Por lo tanto, resulta imprescindible que la superficie de los moldes no tenga defectos ni juntas visibles.

La superficie original del HRFV se puede tratar posteriormente para producir una variedad aún mayor de acabados.  Los acabados de la superficie pueden variar de muy lisos y brillantes hasta una amplia variedad de superficies texturizadas o con dibujo, pigmentadas o sin pigmentos.

Además de las texturas y los dibujos que se generan durante el rociado o la colada en moldes de la forma correspondiente, a veces con revestimiento interno, las superficies de HRFV/HRV también pueden tratarse por medios químicos o mecánicos, bien recién desmoldado el producto o ya curado.

Se puede utilizar agua para retirar la capa superior de la pasta de cemento recién cuajada pero aún no endurecida, que a veces se acompaña de una capa de retardante aplicada a la superficie del molde antes de aplicar la capa de recubrimiento.  En un tratamiento típico, la fina capa superior se elimina mediante un chorro de agua a presión o raspado para dejar a la vista un agregado especialmente seleccionado por sus propiedades decorativas (proceso de "áridos a vista") en la superficie externa de un panel.  Este lavado con agua a veces se refuerza mediante un tratamiento con un ácido débil (normalmente ácido clorhídrico).

También se pueden aplicar ácidos fuertes a la superficie desmoldada para dejar a la vista la arena o agregado fino decorativos.  Normalmente, esto se lleva a cabo inmediatamente después del desmoldeo, ya que la superficie del HRFV/HRV se vuelve impermeable y difícil de penetrar.

La finalidad del tratamiento mecánico es producir una superficie con una textura similar a la de los materiales naturales, como la piedra basta o pulida.  Esto se puede conseguir mediante cepillado con un cepillo de alambre, granallado o esmerilado/pulimentado en una fase temprana adecuada.

Las superficies de HRFV/HRV se pueden pintar.  La pintura se aplica a menudo sobre un HRFV/HRV prepigmentado de un color base similar (véase también la sección Colores). Actualmente existen en el mercado diversas pinturas y tintes penetrantes patentados que se pueden utilizar para dar un acabado decorativo a un producto de HRFV/HRV.

También pueden crearse acabados especiales de superficies utilizando el HRFV/HRV como substrato acompañado de un "barniz" de materiales decorativos como azulejos de cerámica, planchas de terracota, o rodajas de ladrillos de barro, piedra pulida y otros materiales similares.

Otras fuentes de inspiración con HRFV

El HRFV proporciona a arquitectos e ingenieros un material con el que pueden crear los diseños más ambiciosos. Puede moldearse para formar diseños futurísticos o replicar elementos tradicionales o históricos. El HRFV puede pintarse, recubrirse con áridos finos, teñirse o dejarse con su color blanco o gris natural, y darle un acabado liso o texturado.

Síguenos y conéctate con nosotros

  • © Derechos de autor GRCA 2021
  • Registrado en Inglaterra No. 01398450
  • Sitemap
  • Sitio por Verto